No hay tiempo para días de desgano

Aunque no lo crean, vivir en una nueva ciudad, lejos de casa, con algunos pendientes y sin responsabilidades académicas aún, puede hacer que te sientas aburrida desganada. Lo digo porque el día miércoles fue el día de menor productividad desde mi llegada, me levanté tarde, no hice mis pendientes y me sentí triste todo el día (hasta hice un postre para alegrarme, pero no funciono) Ahora que lo pienso, ese día llovió mucho y los vientos estaban a grandes velocidades, al menos a mi me asustaron, y creo que eso hizo que mi estado de animo cambiara.

Ayer jueves estuvo mejor, clima templado y con mejores planes para mantenerme distraída. Programé una clase de prueba de Pilates y por la tarde fue el primer encuentro de alumnos internacionales en la universidad donde estudiaré, estuvo genial, el equipo del Club Internacional nos recibió con mucho cariño y nos hizo sentir en familia.

Al finalizar el día terminé agotada, pero con mucha energía y entusiasmo. Hoy viernes me desperté temprano, siempre con flojera, más aun porque esta empezando a hacer frío en las mañanas, pero tengo la suerte de amanecer con las risas de mi pequeño sobrino, Sam. Hoy mi hermana lo trajo a mi cama y estuvimos abrazos un buen rato hasta que recordé que debía aprovechar la mañana para intentar reservar una cita (vía on line) para tramitar la Tarjeta de Identificación del Extranjero TIE. Todo un drama con eso, si alguien piensa venir a estudiar a España, recuerden informarse sobre este trámite, y si tienen alguna duda en particular, pueden escribirme 🙂

Bueno, mi mañana fue feliz y muy bien aprovechada, mientras realizaba los pendientes de limpieza, lavado de ropa y planes de organización de cuarto, pensaba y me preguntaba, de donde vino tanta energía y felicidad? hace dos días estaba en modo “out” viendo tele todo el día, con miedo a los vientos y comiendo muchas galletas que  preparé. Que ha pasado?

Es increíble como un pequeño contacto con las actividades que realmente te motivan o con las que vienes soñando desde hace unos años pueden generar esa energía poderosa dentro de ti, esa fuerza que te hace cumplir todos tus deberes con gusto y placer, porque sabes que dentro de muy poco llegarás a la meta que te trazaste. Me di cuenta que los próximos meses estarán llenos de esas sensaciones y espero disfrutarlos al máximo. No hay tiempo para días de desgano, no importa si no sale el sol o si mi familia esta lejos, sé que no estoy sola aquí y todo saldrá bien 🙂

Busquemos incentivos, motivación y alegrías para vivir, alguna vez leí: Puede que no todos los días sean buenos, pero siempre hay algo bueno en cada día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s